Sintitul1

EDITORIAL

 

ACIMED en el 45 aniversario del Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas


 


 

El presente número de ACIMED está dedicado al 45 aniversario de la creación del Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas (CNICM). Surgido en una época fundacional de la Salud Pública cubana, el CNICM fue la institución creada por el naciente Ministerio de Salud Pública para respaldar sus necesidades de desarrollo con lo mejor del conocimiento científico nacional e internacional. Tal decisión significó un reconocimiento y un compromiso con la ciencia como base de los proyectos sociales, y en particular con el de lograr la salud para toda la población cubana.

No es posible comprender el desarrollo del CNICM y de lo que hoy llamamos Sistema Nacional de Información en Ciencias de la Salud desvinculado del que ha experimentado la salud en Cuba. La profunda revolución social que ha vivido el país tiene una de sus mejores expresiones en el campo de la salud pública; los avances de su sistema de información son una expresión más de ese desarrollo. El sistema de información científica y técnica con que hoy contamos es también el resultado de un esfuerzo nacional por estructurar y hacer avanzar un sistema de ciencia e innovación que forme parte esencial del desarrollo del país.

El CNICM y la red de instituciones que se ha venido creando a los largo de estos 45 años es parte de la historia de nuestro país y ha sido un espacio importante de la vida de miles de personas, muchas de las cuales han dedicado los mejores años de su vida a este empeño. Con aciertos y desaciertos, como toda obra humana, la red que se ha conformado pudo atravesar los años más difíciles y preservar su esencia. Así surgieron la Biblioteca Médica Nacional —que está cumpliendo 40 años—, la red de Centros Provinciales de Información y de Centros Nacionales Especializados, la Editorial de Ciencias Médicas-Infomed y esta propia revista.

ACIMED surgió para ofrecer un espacio para el desarrollo del conocimiento científico en el campo de las ciencias de la información en la salud. Se trató de un empeño audaz en medio de la crisis de los años 1990 a la que llamamos "período especial" y justo cuando más adversas eran las condiciones para la creación de una revista de este tipo. Las propias circunstancias obligaron a optar por un modelo que terminó siendo pionero por el uso que hizo de las tecnologías de la información y las comunicaciones y por la amplia acogida que logró. Aparte de su vocación natural por contribuir a la salud y de su permanente compromiso con el desarrollo del sistema de información de salud, ACIMED ha sido un espacio de confluencia en el campo de la información en su sentido más amplio.

Este número se dedica precisamente a saludar ese aniversario y, aunque pudiera parecer contradictorio, es el primer número de periodicidad trimestral en una nueva etapa organizativa. El paso de reducir su periodicidad a un número por trimestre, podría hacer pensar que se retrocede. Lejos de esto, hemos constatado que un proceso dirigido a elevar la calidad de su producción, para poder responder a los nuevos desafíos a que se enfrenta nuestra red, exige esfuerzos cualitativos que solo podrían fructificar sacrificando de momento la cantidad. Se trata de una red que ha madurado y que le atribuye cada vez más un peso fundamental a las investigaciones. Necesitamos de conocimientos fundamentados en la ciencia y también enriquecer la ciencia con la experiencia de la construcción de este sistema de información especializado, transitando por la exigencia, la validación y el alineamiento con las prácticas editoriales que han demostrado ser las más eficientes. Necesitamos también mantener la convocatoria a todos los especialistas e investigadores para que, desde una perspectiva amplia e interdisciplinaria, aporten teorías, metodologías e instrumentos para la transformación necesaria en la dirección de las metas soñadas.

La precisión de nuestro objeto de investigación, que son las ciencias de la información y sus relaciones con la salud, parte de una perspectiva amplia y ecuménica para todos los que compartan los principios y los métodos de la ciencia, así como el compromiso con la transformación social para el logro de la dignidad de nuestros pueblos y las metas de salud para todos, de manera irrenunciable y como derecho humano básico.

PEDRO URRA

DOI: http://dx.doi.org/10.36512/rcics.v21i1.1.g1

Copyright (c) 2015 Pedro Urra González

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.